La navidad como otras fiestas importantes durante el año es lo que yo llamo un

día ancla.

Seguramente te estarás preguntando “¿Que es un ancla?”

Un ancla es un estimulo externo, es un disparador. Por ejemplo: Una taza de café.

Un anclaje es el proceso de relacionar un estímulo externo a un estado interno.

Por ejemplo: Al ver una taza de café me dan ganas de fumar.

O sea el café con las ganas de fumar están relacionados.

¿Y como se explica que la navidad sea un día ancla?

Bueno la Navidad representa un estímulo externo que genera un estado

interno.

En nochebuena nos reunimos con familiares, seres queridos, y quizás pensamos con

quienes la pasamos en la navidad anterior, por allí recordando a familiares que ya

no están o personas cercanas con las cuales teníamos afinidad y ahora no.

O también podés pensar en que la Navidad es celebrar, festejar, vivir la vida que es

una sola y para que amargarse si a la muerte no le interesa si te divertiste o no.

La navidad representa distintas cosas para cada uno de nosotros, lo que

es casi seguro es que no la ignoramos, no es un día más porque la navidad o

nochebuena es en sí misma un disparador de un estado.

La palabra navidad también lo es.

¿Y porque la palabra “Navidad” también es un ancla?

Simplemente porque todas las palabras son anclas.

Si te digo pensá en una piedra… Vas a representar una piedra en tu mente.

Al decir piedra, se te forma una representación de la misma. Podemos decir que

la palabra es una representacíon de una experiencia, y un disparador de

representaciones de experiencias.

Si te digo pensá en madfelifegrehashsv… lo más probable es que sientas confusión,

ya que esta última palabra no tiene un objeto referencial. No representa nada.

Te generé confusión con esa palabra ¿no es así?

El estudiante avanzado de PNL se va a dar cuenta en este relato de las lecturas

de mente y de las preguntas que buscan confirmacíon.

Un saludo y feliz navidad.

“El futuro no está en tus manos, está en tu mente”

Santiago Chemes