Hace poco viaje en avión y me agarra un poco de ansiedad cada vez que

el avión agarra un pozo de aire.

Esta ansiedad las genero cada vez que hay una turbulencia, no importa si

es suave o fuerte, mis manos empiezan a sudar.

Decidí en el vuelo mismo sacarme esa ansiedad con PNL.

Primero identifiqué cual es el proceso mental que termina con mis manos

sudando.

1 Todo comienza cuando siento que agarramos un pozo de aire, porque el

avión se eleva o desciende.

2 Luego me digo a mi mismo “Huy que termine de moverse el avión”.

3 Luego me imagino que el avion se cae.

4 Enseguida mis manos me empiezan a sudar.

Entonces el proceso de PNL sería este:

Kinestésico externo porque es una sensación primero externa. KE

Luego un diálogo conmigo mismo AID

Luego una imagen construida VC

Al final una sensación interna KI

En resumen: Ke-aid-VC-Ki

Como esto me venía molestando decidí cambiarlo.

Entonces empecé a buscar en mi memoria la vez que se me instaló este

miedo, esta ansiedad.

Hace un tiempo mi madre me había comentado que una vez en un viaje

en avión que tuvo, el avión se movió muchisimo, y casi salta del asiento.

Me puse más alerta a las turbulencias de los aviones desde allí en adelante

una vez que ella me comentó eso.

Luego recordé el primer momento que tuve esa ansiedad.

Fué en un viaje a México que el avión se tambaleaba un poco, me

acuerdo que una señora gritó cerca de mi asiento.

El tercer recuerdo viene de un viaje que hice a Canadá donde en casi

todo el vuelo estuve ansioso.

Bueno una vez identificados esos momentos, usé técnicas de PNL,

visualicé las imágenes de nuevo

desde que empezaban hasta que terminaban, una detrás de la otra.

Las hice grandes y brillantes a las imágenes y una vez que terminaba

de ver toda la pelicula en mi mente de esas imágenes, volvía al principio.

Del principio al final, cada vez mas rápido lo hice 4 veces más hasta

que empece a sentir que ya no tenía sentido tener esa ansiedad.

En el avión comenzaron las turbulencias pero no me sudaban las manos,

con lo cual me alegré.

Cuando faltaba una hora y media para llegar a destino, el comisario de

a bordo dice ” Estamos atravesando una zona de turbulencia”

Y, en verdad el avión se movió mucho, hubo gente que se asustó.

Mis manos empezaron a transpirar de nuevo, aunque esta vez la ansiedad

era menor, fué el viaje en que más turbulencia experimenté.

Una vez que aterrizamos la azafata le dijo a mi hermano:

” Por la tormenta que había casi decidimos desviarnos y aterrizar en

Córdoba y no en Ezeiza.”

Gracias a Dios que reducí la ansiedad con ese ejercicio, sino hubiese

bajado del avión todo transpirado.

Es más, hasta me reía, “Justo ahora que me saco este miedo, se viene a

mover así”

Simplemente haciendo algunos ejercicios de PNL logré disminuir la ansiedad.

Hasta la proxima